Este blog intenta reunir todo el material audiovisual relacionado con los archivos como centros custodios de la documentación y promocionar cualquier noticia vinculada con éstos.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Carta plomada de confirmación de Cantillana, 1327


Recoge el proceso de restauración de la pieza del antes y el después de la intervención a través de fotografías.
Este documento pertenece al Archivo Municipal de Cantillana (Sevilla)

Se trata de una carta plomada de confirmación otorgada en Sevilla el 12 de septiembre de1327 por Alfonso XI al concejo de Cantillana para continuar disfrutando de los privilegios sobre pastos y leñas concedidos por su padre el rey Fernando IV en Burgos el 7 de septiembre de 1308.

Dado que los privilegios eran los documentos que mayores tasas pagaban por su emisión a la cancillería real, lo común y natural era llevar a confirmar los más valiosos si llegaba el momento en que peligrase su cumplimiento y efecto, cosa que solía suceder en cada nuevo reinado.

Diplomáticamente hablando en la época de redacción del documento estos tipos documentales ya se encontraban en seria decadencia, desapareciendo definitivamente en el transcurso del reinado de Alfonso XI.Como su propia denominación indica estos documentos siempre se validaban con el sello de plomo.

Presenta un soporte de pergamino obtenido a partir de la capa intermedia de piel del animal, la dermis, constituida por fibras elásticas cuya flexibilidad y grado de finura determina la calidad del pergamino.

El documento de Cantillana presenta un color amarillento por su cara carne. Aunque no presenta defectos importantes es una piel de mediana calidad, de tacto no muy suave y espesor medio.El formato rectangular tiene su referente más inmediato en los códices latinos del siglo V tras desecharse definitivamente los de forma cuadrada.

Es un texto cuidadosamente ejecutado. Se desarrolla a línea tirada a lo largo de 41 renglones rectos y mismo espaciado interlineal. Se realizó con gran perfección por medio de tintas caligráficas color negro que con el tiempo viraron a un tono pardusco.

Se redactó en letra cortesana empleada en esta época en manuscritos solemnes destinados a la nobleza y a los concejosEl documento expedido por la cancillería castellana responde a la triple estructura protocolo, cuerpo del texto y escatocolo. El protocolo inicial básicamente indica la autoridad de la que emana el documento y el destinatario del mismo. En el cuerpo del texto o tenor propiamente se realiza la descripción de los hechos y determina las disposiciones que se toman al respecto.

Finaliza el documento con la data tópica y cronológica indicando el año en la era hispánica y mención del escribano que redacta el documento por mandato del rey.

Fuente: Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada