Este blog intenta reunir todo el material audiovisual relacionado con los archivos como centros custodios de la documentación y promocionar cualquier noticia vinculada con éstos.

miércoles, 22 de junio de 2011

El Archivo General de Navarra rememora la primera traída de aguas a Pamplona

El Archivo General de Navarra presentó ayer Gravedad o presión. Proyecto de conducción de agua y fuentes de Pamplona, exposición que acoge desde hoy hasta el 16 de octubre y que ha impulsado la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona en colaboración con el departamento de Cultura del Gobierno. El horario de visita es de 10.00 a 15.00 horas, de martes a viernes; y de 11.00 a 14.00 horas, los sábados, domingos y festivos.
Inauguraron la muestra el consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra, Juan Ramón Corpas; el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Javier Torrens; y los arquitectos comisarios de la obra, Marte Mujika y Roberto Villamayor, que está analizando en su tesis doctoral el tema que ahora presenta y que Corpas introdujo con la siguiente reflexión: "Todos somos conscientes de que el agua ha sido un recurso, un problema y una fuente de vida desde el principio de nuestra especie. Y Pamplona no ha sido una excepción".
La muestra se remonta a la primera traída de aguas a la capital navarra desde Subiza, en la época de la Ilustración, en la que también se construyó la fachada de la Catedral. "Estas dos obras demuestran ese aliento de madurez de la especie humana que es la Ilustración", añadió Corpas. "La traída fue muy importante porque Pamplona era una ciudad de poco más de 20.000 habitantes y poco receptiva a valores de la Ilustración", manifestó Javier Torrens. La muestra ha sido elaborada con documentos que, aunque permanecían bien conservados, han sido restaurados en el Archivo.
Roberto Villamayor contó el origen del proyecto: "El primer interés era propio. Pretendíamos conocer qué era el acueducto de Noáin. Somos de San Sebastián y lo que solemos hacer, como muchos de la comarca, es pasar debajo del acueducto. Siempre se nos ha presentado como algo que define el paisaje, pero no sabíamos muy bien qué era". Cuando se pusieron a estudiar, descubrieron que el primer intento de traída tuvo lugar en 1699, pero que no se consiguió llevar el agua a las fuentes de Pamplona hasta 1800. Muchos de los proyectos que se realizaron entre ambas fechas se muestran en la exposición por medio de acuarelas, entre las que destaca un plano en el suelo de 17 metros de largo. Pero no son los documentos lo que más interés tiene para los arquitectos guipuzcoanos: "Lo principal es que Pamplona es el primer sitio donde se produjo un debate entre dos sistemas de obtención y traslación del agua", afirmó Villamayor. De esta circunstancia procede el título de la exposición. Uno de ellos es el de gravedad, sistema tradicional que viene de la Academia de San Fernando de Madrid, con Ventura Rodríguez al frente; y el otro es el sistema de presión, procedente de la Academia Real de las Ciencias de París y representado por François de Geney, es el novedoso y llegó a Pamplona en 1774. Junto a la polémica, desarrollada en el catálogo elaborado para la exposición, los comisarios también explican el problema de la calidad de las aguas de Subiza, la formación de depósitos que casi arruinaron el transporte.
Otro aspecto que interesa de la muestra es "que se conserve la instalación de forma completa, que no se reduzca exclusivamente a lo visible", explicó el arquitecto, dado que de los 15,5 kilómetros de conducción solo están protegidos como Bien de Interés Cultural los que van desde el acueducto de Noáin hasta la caseta de entrada de la mina de Tajonar. La labor de los comisarios ha sido realizar un documento con fotografías aéreas en las que se localizan con precisión los pozos que aún se conservan. "Queremos dar a conocer otros restos de la traída que no son tan conocidos", le apoyó Mujika.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada